REMEDIOS CASEROS PARA ELIMINAR LOS CALLOS

Los callos son capas de piel engrosadas  debido al repetido roce,   la repetida presión o fricción en el punto donde aparece  el callo o la callosidad.  El cuerpo humano en su complejidad en ocasiones desarrolla medidas de protección en la que unas partes del cuerpo protegen otras; este es un ejemplo de ello. El engrosamiento de la piel es una reacción protectora, en la que se desarrolla una piel muy fuerte (callo o callosidad) para proteger las manos  o pies de que se produzcan ampollas muy doloras.

Aunque estéticamente no son de mucho agrado, la realidad es que no son complicaciones graves de la piel y en muchas ocasiones pueden ser tratados  con remedios caseros.

 

Apunta los siguientes tips para los callos y luce unos pies y  unas manos suaves y sin callosidad:

 

CATAPLASMA DE AJO Y ACEITE DE OLIVA

Ingredientes:

  • Un ajo grande.
  • Una cucharadita de aceite de oliva.

 

Preparación:

  • Pelar y picar el ajo en trocitos.
  • Agregar la cucharadita de aceite de oliva.
  • Mezclar hasta que esté bien compactada.
  • Aplicar la mezcla sobre la superficie del
  • Cubrir con una tirita. Colocar una media para dar mayor fijación y evitar que se mueva.
  • Realizar este remedio todos los días durante aproximadamente dos semanas.

 

INFUSIÓN DE MANZANILLA

Ingredientes:

  • Cuatro cucharaditas de manzanilla-
  • Un litro de agua.

Preparación:

  • Hervir la manzanilla en el agua durante diez minutos aproximadamente.
  • Dejar enfriar la infusión hasta el punto en donde pueda soportarse la temperatura.
  • Meter el pie donde se encuentre el callo.

 

REMEDIO A BASE DE CEBOLLA

Ingredientes:

  • Una cebolla.

Preparación:

  • Asar una cebolla y luego machacarla.
  • Aplicar durante cinco minutos con masajes suaves.
  • Colocar una capa de glicerina y pasar la una piedra pómez.
  • También puedes aplicar un poco de sal para estimular  el desprendimiento de la piel muerta.

 remedios-caseros-para-los-callos-como-tratar-los-callos-de-los-pies-y-de-las-manos

REMEDIO CON LIMÓN Y ASPIRINA

 

Ingredientes:

  • Seis aspirinas.
  • Un limón.

Preparación:

  • Triturar las aspirinas hasta que se conviertan en polvo muy fino.
  • Luego agregar las gotas extraídas del limón en partes iguales, la mezcla debe quedar bastante gruesa.
  • Aplicar la pasta sobre la callosidad, envolver con un plástico y colocar encima una compresa caliente durante quince minutos.
  • Retirar la mezcla con un baño de agua caliente, secar y frotar con una piedra pómez.
  • Repetir hasta que el callo desaparezca.

(El calor mejora el tratamiento, ya que hace que la pasta penetre mejor la piel y suaviza el callo.)

 

Otra manera de aprovechar el LIMÓN COMO REMEDIO CASERO

 

Ingredientes:

  • Un limón.

Aplicación:

  • Picar el limón en rodajas.
  • Colocar sobre el callo con una venda para que no se mueva.
  • Repetir este remedio varias veces  ayudará a que el ácido  cítrico del limón disuelva el callo.

 

REMEDIO CASERO A BASE DE MOSTAZA

Ingredientes:

  • Dos cucharaditas de mostaza.

Aplicación:

  • Hervir en medio litro de agua durante varios minutos las dos cucharaditas de mostaza.
  • Dejar enfriar y remojar los pies en esa agua durante diez minutos.

Algunas personas sugieren aplicar aceite de castor ya que ayuda a suavizar la callosidad.

Comenta esta nota!